LA TRAUMATICA ENTRADA AL JARDÍN!

Y LLEGO EL DÍA… 

Mas rápido de lo esperado llego ese horrible día, el día en que tu bebe entra al jardín infantil, un día traumatico, pero no sabemos para quien es más traumatico, si para tu bebe porque lo estas dejando en un lugar desconocido para el o ella o para ti porque tienes sentimiento de culpa por dejarle en ese sitio.

Lo mejor de todo es que el primer día de jardín, un ser hermoso de dos años, entra como si nada y ni siquiera se despide y tu, con tus casi 40 años, te quedas parado en la puerta de ese sitio, con lagrimas en los ojos viendo como tu bebe se aleja y ni siquiera te dice adiós (paso en la vida real, me ocurrió a mi).

Se que no soy el único papá que se queda en la puerta del jardín llorando, pero es algo inevitable, algo por lo que debemos pasar, no es fácil desprendernos de nuestros hijos, no es fácil verlos crecer.

Pero aquí no acaba la odisea, al tercer día de jardín, cuando crees que todo esta superado, llevas a tu bebe como si nada, como las mañanas anteriores, incluso saliste tarde de casa y llegaras tarde a una reunión de trabajo, ese día, justo ese día, cuando tu ya estas mas relajado y asimilaste bien el hecho de dejar a tu bebe en ese sitio, ese día tu bebe no se quiere quedar, ese día grita, llora, patalea, hace el show, te dice papá no me dejes, y tu, otra vez te ves parado en la puerta del jardín llorando, pensando que eres un mal padre por dejar a tu bebe, sabiendo en el fondo que es un proceso que le hará bien y se te olvida que vas tarde al trabajo, solamente te quedas hay parado llorando, replanteando la idea de dejar o no tu bebe en el jardín. 

No es fácil ver crecer a nuestros hijos, no es fácil dejar a tu bebe de dos años en un sitio que no conoce, con personas que no conoce, no es fácil desprendernos de ellos, quisiéramos estar siempre a su lado, pero es algo que es inevitable, no serán bebes por siempre, crecen muy rápido.

Por eso hoy los invito a que disfruten de sus hijos, el tiempo es el único que no se detiene y cuando menos pensamos, los estamos dejando en la puerta del jardín, luego en el cole, la universidad y en un abrir y cerrar de ojos se nos fue la vida y no los disfrutamos.

Así que, no importa cuantas veces me quede parado en la puerta del jardín llorando por dejar a mi bebe, sabiendo que llegare tarde al trabajo, la entrada al jardín de nuestros hijos es algo que debemos vivir y todos no los vivimos de la misma manera.

Lo único que es muy cierto, es que no sabemos par quien es mas traumatico ese suceso, para nuestros hijos o para nosotros, pero si quieren que sea sincero, puedo apostar que le da mas duro a los padres y a las madres que a los niños, así que si se tiene que quedar en la puerta del jardín llorando por que dejo a su bebe, pues llore, ya llegara el momento en que dejemos de llorar en la puerta del jardín y nos vayamos a llorar a casa.

Con tus hijos y la entrada al jardín INVOLUCRATE MÁS

Soy Alex Castro

Papá Vloggero  

Soy Alex Castro, Colombiano, papá de 3 hijos, quien vio la necesidad urgente, de impulsar la paternidad activa, la obligación no es solo de la mamá, los papás también tenemos la obligación eterna de atender nuestros hijos y nuestro hogar #involucratemás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escríbele a papá Vloggero
Powered by